Sunday, December 26, 2010

De todas las noches posibles recuerdo una

De todas las noches posibles recuerdo una: aquella en el pueblo de campo. El quinqué en la noche y los sapos mirándome felices y devorando a los mosquitos. De todas las noches posibles recuerda ésa: en ese sitio donde fui un niño feliz echado a la sombra de una mata de mango o de guayaba (¿acaso importa?). Solo una felicidad es recreable: la de la infancia.

2 comments:

Toussaint de Argote y Sotomonte said...

Estimado Ernesto G:

Hemos recibido con un gran beneplácito el Sunshine Award 2010 entregado por el prestigioso blog Crónicas de Nuevo Songo.

Queremos manifestar nuestro agradecimiento tanto a ese blog como a todos aquellos que nos han extendido felicitaciones por el premio que se nos otorgó de manera compartida con Cuba Española.

Acogemos, además, con agrado una idea manifestada en el también premiado Cuba Inglesa de el intelectual Josán Caballero, apoye con una Papalotada la marcha desde Little Haiti hasta la Pequeña Habana, que tendrá lugar en fecha próxima en Miami, y que usted, el cineasta Ernesto G., la filme.

Igualmente damos las gracias a los Caballeros del Sagüé por la Reunificación Cubaguahaitiana, quienes han dicho “¡Presentes!”.

A la vez conminamos a los lectores de su exitoso blog que si están en Miami se unan a los sendos Comités Cubaguahaitianos que se han conformado en Hialeah y el South West o al que muy pronto se fundará en la histórica Cayo Hueso.

Seguiremos luchando hasta el último aliento por la reunificación de Cuba y Haití en lo que fuera la mítica Cubaguahaití. Abogamos por una Cubaguahaití reunificada siguiendo el modelo de la reunificación alemana. Porque en la unión está la fuerza.

Conozca aquí mismo nuestro documento programático “Dos Naciones, Un Destino”.

Debe Cubaguahaití resurgir de las aguas del Caribe. Porque hoy el Paso de los Vientos casi ha desaparecido para, de accidente de la geografía, tornarse en intención de la cultura: en el Estrecho de la Esperanza.

Gracias, señor G, y esperamos contar con su colaboración-

Toussaint de Argote y Sotomonte

Ernesto G. said...

Claro que si.