Saturday, December 31, 2011

Nostalgia


Un día empezaremos a talar el bosque,
uno a uno irán cayendo los árboles.
Haremos una casa cerca del mar.
Nos bañaremos con la sal y los sargazos.
Despertaremos con el ruido de las olas.
Pero en las tardes extrañaremos
el vago rumor de las ramas,
el olor a tierra mojada,
la leve caída de las hojas.
Regresaremos al bosque,
que ya para entonces será un desolado páramo,
y diremos: “Aquí estuvo la ventana, aquí la puerta,
aquí la pared sur, aquí los maderos del piso.”

© Ernesto González, 2011

4 comments:

dovalpage said...

¡Me gusta, me gusta mucho! Ya quisiera yo , alguna vez, sentir la fuerza de la nostalgia por el bosque destruido...
¡Feliz 2012!

Ernesto G. said...

Gracias, Tere. ¡Feliz 2012!

El diario de Marianne said...

Me encantó!

Ernesto G. said...

Gracias!