Saturday, October 18, 2008

Epístola a Andrés Reinaldo

“Así que sólo un idiota, un vago incapaz de sacrificarse por la civilización, un energúmeno que no sabe ni un pelín de economía, un comunista, en suma, puede escandalizarse de lo que está pasando…”

Lo anterior lo escribió Andrés Reinaldo en su última calumnia en el Nuevo Herald, un periódico que hoy han publicado en rosado "como expresión de apoyo a la Carrera por la Cura del cáncer del seno Susan G. Komen." En el artículo, muy bien escrito (que el hombre sabe escribir calumnias, lleva años haciéndolo), acusa de fanáticos a los que defienden el neoliberalismo. Los ridiculiza, los escarna, los desolla, los caricaturiza. Los simplifica. Los sitúa en dos bandos. Los inteligentes, que me imagino sean gente como Adolfo Rivero Caro y Carlos Alberto Montaner y a los que no quisiera molestar mucho para no perder los pocos buenos colaboradores que le queda a la sección de Opiniones. El otro bando, (que un hombre tan inteligente como él sabe que todo en mundo va en bandos) es el de "los de rompe y rasga", los más burdos, los más simplistas, los soldados del neoliberalismo que sin dudas irán a la guerra para defender a capa y espada las conquistas de la libre empresa. Como hace poco escribí un post sobre una calumnia del señor Reinaldo, quise averiguar en qué bando me había situado a mí. Observo con orgullo de lector agradecido cuya subscripción ha ayudado a pagar el salario de opinantes tan sabios como Reinaldo y Armengol, que cuando describe el bando de los inteligentes reproduce los argumentos que utilicé en mi modesto post. Asumo entonces que me considera un hombre inteligente, lo que considero un honor que de veras no merezco. Como resultado de esta inmerecida calificación, he decidido seguir renovando mi subscripción al periódico. “Por el bien del capitalismo. Por el bien del pensamiento liberal.”

Para leer la columna, pinche aquí.

2 comments:

Zoe said...

Pero no te citó, típico.

Ernesto G. said...

Es que nos leen, se nutren de nosotros, pero les da urticaria darnos algun tipo de crédito.