Friday, February 20, 2009

Clinton, los derechos humanos y los consejos de Bill

HillaryClinton

Ese pequeño detalle, los derechos humanos, no debiera interferir en las relaciones entre los Estados Unidos y China. Por lo menos, eso es lo que piensa la señora Clinton, la esposa de Bill, la madre de Chelsea, la ex primera dama, ex senadora, ex candidata, ex posible vice presidenta de los Estados Ungidos (by you know who), y ahora Secretaria de Estado. “Nuestras presiones (a China) sobre estos temas (los derechos humanos) no pueden interferir en la crisis económica global, la crisis global de los cambios climáticos y la crisis de seguridad.”

La respuesta de Amnistía Internacional fue rápida, precisa y contundente: “Al expresar que los derechos humanos no van a obstaculizar otras prioridades, la secretaria Clinton está dañando futuras iniciativas de los Estados Unidos para proteger esos derechos en China.”

Y hablando de los Clinton, hoy Bill le aconsejó al Asustador en Jefe que dejara el negativismo a un lado y que le demostrara al pueblo americano que se siente optimista sobre la recuperación económica del país. Espero que te escuche, Bill, como tú supiste escuchar a Newt Gingrich y a la fibra conservadora que sabemos hay en ti. Tu éxito más grande, por el que quizás serás recordado (aparte del escándalo de Mónica, que honestamente a mí siempre me pareció una tontería), fue reformar el “welfare system”, ese mismo que Obama quiere ahora imponernos en todos los niveles de la sociedad.

4 comments:

Zoe said...

Cuando los pones todos juntos es increíble la cantidad de cargos que esta señora ha sostenido, qué manera de fascinarle el poder.

Ernesto G. said...

Zoe, borracha de poder siempre ha estado. Saludos.

Anonymous said...

Comentario retrasado.
Para resolver al menos algunos problemas de "baro", tendría que haber metido en su gobierno a la mujer de Bill...Gates. Con Melinda a su lado, hubiera podido crear un fondo caritativo de ayuda a la economía, mejor provisto que el "paquete" algo desinflado, un fondo tan grande que no lo brincaría un chivo...ni ningún otro animal. En esos casos siempre es bueno tener la llave de una Golden Gate(s).
El Beno

Ernesto G. said...

Muy bueno tu comentario, Beno.

Saludos y gracias por opinar por aqui.