Saturday, March 7, 2009

La reviejolución

La revolución se traga a sus propios hijos, lo sabemos. Lo malo de la cubana es que después que se los traga los escupe para Miami y tenemos que disparárnoslos en la TV local. Los analistas hablan de la poca cantidad de jóvenes que hay en la cúpula del poder (es decir, cerca de los panales de abejas que producen la miel que emborracha a tantos, pero la borrachera les es sólo permitida a los históricos, los originales; a las copias sólo se les permite probar un poco y por un tiempo). Aquello se ha convertido en una junta de ancianos que regenta el país a su gusto y antojo. Hay gente que tiene la teoría de que este regreso a la semilla en la cúpula revolucionario tiene como fin hacer cambios económicos pero a la vez mantener un control político férreo. Puede ser. Lo único que les queda claro a los jóvenes en Cuba, incluso a los que aún creen en la revolución, es que pertenecen a un categoría distinta, que siempre se les mirará con cierta desconfianza, que en cualquier momento pudieran ser acusados de "DUI" (dirigir bajo la influencia...de la miel, por supuesto).

2 comments:

Eufrates del Valle said...

Excelente Ernesto G!

Ernesto G. said...

Gracias, Don Eufrates.