Tuesday, January 6, 2009

Tentar

sólo el tenue palpitar de tu risa

danzando sobre el agua, entre hierbas, mieles

y eternas decepciones

sólo el toque de mis manos subiendo por tu cuerpo,

entre polvos, heridas y agudas necedades

sólo el humilde pecado de amar

detonando en lo oscuro, entre gritos, cantos

y eternas alabanzas

© Ernesto González, 2009

2 comments:

Teresa Dovalpage said...

Ay, qué lindo eso. ¿Es tuyo? Yo admiro mucho la poesía porque nunca me han salido más que versitos planos como una acera...Pero los tuyos tienen ángel.

Ernesto G. said...

Si, Teresa, es mio. Gracias por tu halago.