Wednesday, November 26, 2008

Una historia diferente

Mientras algunos deciden suicidarse frente a una cámara, otros son capaces de hacer obras caritativas desde su lecho de muerte. El niño en este video, a punto de morirse de leucemia, no pide nada para sí, sólo le pide a la gente que recoge comida para los desamparados. Ese fue su deseo antes de morir, su legado. Una historia edificante que quería compartir con ustedes.

4 comments:

Zoe said...

Sí, muy triste, pero al menos digna.

Ernesto G. said...

Zoe, esa es la diferencia, la dignidad de este niño de sólo once años.

Sofifaruk said...

:(qué triste!

Ernesto G. said...

Es triste, pero a la vez edificante, Sofia.